¿Recuerdas la sensación de estar viendo la televisión, cambiar de canal y encontrarte con unos dibujos animados que veías de pequeño? ¿O cuando un día rebuscando por los cajones, te encuentras por casualidad un Tamagoshi? Todo se resume siempre a la nostalgia. Es una realidad que la nostalgia vende y atrae consumidores, entonces… ¿Por qué no usarlo en nuestra estrategia de marketing? Muchas empresas ya lo hacen.

¿Es ese tipo de marketing realmente efectivo? ¿Cómo podemos crear contenidos nostálgicos?

Estamos asistiendo a un auténtico boom de lo “antiguo”, lo retro, lo que se denomina vintage. Este fenómeno, extendido por la generación Millenial, es un elemento que las marcas y empresas han empezado a tener en cuenta.

La nostalgia es ese sentimiento de anhelo por el pasado y añoranza de los buenos tiempos, además de sacarnos una sonrisa, que despierta en nosotros las ganas de vivirlo de nuevo, aunque sea por un corto período de tiempo.

Lo vintage vende, es una realidad.

la nostalgia como estrategia de marketing Nueva consola Nintendo Classic Mini

Es un reclamo que causa mucho impacto en el consumidor y los diseños que se acercan a aquello que nos trae recuerdos como las Polaroid, el mítico Nokia 3310 o la Nintendo Classic Mini. El valor de lo antiguo cobra especial importancia en este momento, ya no sólo como algo emocional sino como algo estético, que gusta y que vende.

La apelación a la nostalgia es algo que también se ha aplicado a campañas específicas para productos clásicos de las compañías. Por ejemplo, algunas marcas como Nike, Cola Cao, Coca Cola o Pepsi, lanzaron productos rediseñados como “los antiguos originales”, de manera que el consumidor podía teletransportarse a un lugar y momento de su pasado por unos momentos.

Esta práctica es un modo de engagement, de conectar con el cliente al que te diriges, para que él pueda sentirse identificado con lo que quieres promocionar.

A continuación, veremos algunas empresas y la manera en la que han estado utilizando la nostalgia como estrategia de marketing.

NOKIA 3310

El Nokia 3310, es la nueva versión de la firma que solo permite hacer y recibir llamadas y enviar y recibir SMS, sin olvidar su mítico juego Snake. ¿Por qué ha logrado tantísima atención? Porque para los consumidores es algo que ya conocen y lo asocian a un móvil duradero y resistente. Aunque el teléfono no se anunció con nada especial o diferente acerca de sus especificaciones, el furor alrededor del anuncio es muy considerable. Más allá de que sea un móvil diseñado para los fines de semana y desconectar del mundo, es un claro ejemplo de nostalgia y el valor que le otorgamos a estos productos.

POKEMON GO

La nostalgia es una herramienta efectiva para atraer la atención del consumidor, y aún más si se combina con innovación. La popularidad de Pokemon Go, una aplicación para teléfono que nos regresa a nuestra juventud en los videojuegos, es un claro ejemplo de un buen uso de esta estrategia.

LA NANCY DE LOS 70 EN 2017

la nostalgia como estrategia de marketing

La muñeca elegida ha sido el modelo Playa de los años 70. La re-edición de esta famosa muñeca ha sido bien recibida entre su público. El objetivo ha sido recordar los momentos que pasaron nuestras madres jugando con ella y crear nuevos consumidores, sus hij@s.

¿Cómo incorporar la nostalgia a mi estrategia de marketing?

1. Revivir un vínculo emocional.

No se trata de crear un vínculo, sino de revivirlo. Todos tenemos un recuerdo feliz de la niñez, de personas o de objetos y el objetivo es reproducirlos o transmitirlos.

2. Recordar la estética antigua.

Es fundamental respetar la estética original del producto o servicio que estés tratando de revivir. Asegúrate de que la estética que elijas compagine bien con tu marca y con sus valores.

3. Respeta el legado.

Para que tu estrategia sea bien percibida debe respetar aquello a lo que alude, cuídate de hacer meras copias o reproducciones de otros productos o ideas.

4. Añade algo nuevo.

Además de incorporar un contenido antiguo a tu mensaje, tus productos deben estar movidos por la innovación para introducir la novedad.

Las marcas han aprendido a jugar con el pasado y sacarles partido. La nostalgia ayuda a conectar con los consumidores, sobre todo, llamar la atención de sectores del mercado que están muy saturados.

Y tú, ¿a qué tienes nostalgia?