El móvil, ese amigo incondicional que llevamos a todas partes. El móvil, ese aparato que si no tenemos cerca sabemos que algo va mal. El móvil, esa maquinita que nos saca de más de un apuro y nos mete en muchos otros. Solemos tener una relación de amor-odio con este producto que nos ayuda y absorbe a partes iguales.

Móvil

Según el último informe de la GSMA, la asociación de las grandes operadoras, el número de clientes de telefonía móvil superará los 5.000 millones a mediados de 2017. En este momento, casi tres cuartas partes de la población mundial serán clientes de un servicio de telefonía móvil. ¿Cómo te quedas?

Y hablando de móviles, menudo "eventaco" se está produciendo esta semana en Barcelona: EL CONGRESO MUNDIAL DE LA TELEFONÍA MÓVIL. Al World Mobile Congress han asistido muchos representantes del sector, que están planteando el futuro de los mercados y la estrategia a seguir. Durante esta feria, se han presentado nuevos productos y avances tecnológicos muy asombrosos. Asimismo, se ha tratado la cada vez más importancia que tiene el móvil en el marketing. 

¡Barcelona reúne ahora a más de 50.000 profesionales de la industria de lla tecnología móvil!

“El móvil es una plataforma global que sostiene las infraestructuras de conectividad y el acceso a internet de dos tercios de la población mundial, y posibilita la consolidación de las nuevas economías digitales para superar los retos socioeconómicos”, explica Mats Granryd, director general de la GSMA.

 

Móvil

Aunque bien es cierto que, a medida que va avanzando la tecnología, el móvil está capacitado para resolver casi cualquier problema, también consigue que nos distanciemos mucho de la "sociabilización física". Tomar un café con un amigo y ponerse al día sin estar pendiente del móvil ya es casi "vintage": antiguo, pasado de moda. Con el famoso Whatsapp está todo resuelto.

¿Cuántos de nosotros podríamos vivir sin el móvil hoy en día?

La tecnología ocupa ya un papel importantísimo en nuestro día a día. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. Seguro que más de una vez has desayunado mirando el móvil. En la cocina, en el baño, o hasta has aprovechado algún silencio viendo una película. Y si te dicen que eres un moviladicto tu dirás algo cómo: '¡qué va, si yo controlo!'.

móvil

Al final depende de nosotros el saber utilizarlo en el lugar y momento correctos y apropiados.

Es fácil decirlo pero, ¿y cumplirlo?