¿Qué tenemos en común todos los que nos dedicamos a la comunicación online? ¡Nos encanta internet! Nos pasamos el día buceando por la red, leemos y leemos blogs y artículos sobre lo que más nos gusta… etc. Es un hecho que Internet nos ha cambiado la vida. Yo, que soy periodista, he encontrado un nuevo canal de comunicación apasionante. En menos de un año, he pasado de trabajar como freelance (ahora os cuento lo que supone) a ser empresaria. Asusta un poco, pero es real y muy gratificante. 

Hola a todos y todas. Hoy, de nuevo, habla Laura 🙋. Cómo es viernes, me gustaría contaros mi historia personal sobre cómo he pasado de ser freelance a empresaria de comunicación online. No es algo fácil y tiene su proceso. El mío comenzó el día que me quedé sin trabajo. Ya había trabajado como community manager y se me ocurrió ofrecer mis servicios como freelance para algunas empresas. Siempre, al principio, "tirar de contactos" es lo que más ayuda y conseguí algún cliente.

La verdad es que las cosas me empezaron a ir bien. Llegó un momento en que mis jornadas laborales llegaron a las 40 horas semanales y me vi sin posibilidad de seguir aumentando mi cartera de clientes. Un día, mi pareja me preguntó: ¿por qué no montamos una empresa de comunicación online?. Y me entró vértigo. Y me ilusioné. Y empezaron las mariposas en el estómago. Casi como cuando le conocí a él. Al final, tienes que estar enamorado de tu propia empresa y de tu propio trabajo.

A partir de ese momento empecé a darme cuenta de que ya no sólo tenía que plantear estrategias de comunicación online para mis clientes, ni generar contenido en sus blogs, páginas webs o redes sociales. A partir de ese momento tenía que crear mi propia empresa de servicios de marketing digital. Y darle valor. Esa tiene que ser la diferencia. 

Lo primero que hice fue rodearme de gente mejor que yo. Es decir, le pedí a Toni, empresario con experiencia y apasionado de los negocios y del marketing digital, que se asociara conmigo. Había pasado de llamarme Laura a llamarnos ReWork Comunicación

Lo que segundo que tuve que hacer (todavía estoy en ello) fue cambiar el chip. He pasado de gestionar cuentas de redes sociales a gestionar un negocio. Mi mentalidad se ha transformado completamente al mundo empresarial. Ahora, mi responsabilidad es dominar varias disciplinas y sectores distintos. Ya no sólo existe la comunicación y el marketing, ahora existen los informes, gestión de proyectos, analíticas, cuentas… Ah, y los impuestos, claro. 

comunicación online Jeff Sheldon

–> ¿Qué he aprendido? <–

Consejos para conseguir ser un empresario en el mundo de la comunicación y marketing online

Ten un plan de vida. Este debe ser el primer consejo que nos deberían dar cuando queremos trabajar. ¿Qué queremos en el vida? ¿Qué queremos conseguir tanto a nivel personal, como profesional?. Esta es la respuesta más importante que debemos dar. A partir de ahí, todo es mucho más fácil.

Fórmate. Es imposible trabajar en el marketing y la comunicación digital si no estás constantemente aprendiendo. Este sector está en constante evolución. Tienes que ser un experto en marketing de contenidos y posicionamiento SEO, pero también en Facebook Ads, Google Adwords, publicidad programática… Aprende para no quedarte atrás en las nuevas herramientas y conceptos. 

Se valiente. Se multidisciplinar. No tengas miedo de aprender algo que no sepas. Piensa que cuanto más te especialices, más valor podrás aportar a tu empresa. 

Trabaja en equipo. Es necesario. Rodéate de quien quiera trabajar contigo y entienda tu filosofía de vida y de empresa. Busca gente que sea buena persona, sea feliz, que le guste lo que hace y que se divierta. 

Actitud. Imprescindible tener buena actitud ante los proyectos, trabajos y, sobre todo, clientes. No entiendo la palabra actitud sin motivación, ilusión, PASIÓN. Apasionate por tu trabajo y por cada uno de tus proyectos. 

Identidad. La imagen de una empresa es lo que primero entra por los ojos de tus potenciales clientes. Refuerzala. Genera marca y reputación. Cuida tus diseños y tu web. Ten en cuenta que la página web es tu escaparate. 

Domina tu sector. El marketing digital tiene muchos campos. No puedes saber sólo de uno. El engagement es muy importante en la comunicación online, pero también lo es el tráfico web, las conversiones, los leads, posicionamiento de marca… 

TRABAJA. Y lo pongo en mayúsculas porque ésto es lo más importante. Además, trabaja bien. Tu trabajo debe ser inteligente. Persevera. Ten disciplina y constancia. Es la única fórmula mágica.

"Cuanto más trabajo, más suerte tengo".

¿Te suena?