Para conseguir un buen posicionamiento natural en el rey de los motores de búsqueda, Google, no todo vale. Cada acción tiene un riesgo y no cumplir con las políticas de Google puede suponer perder posiciones y tráfico o no alcanzar un buen posicionamiento. ¿Tienes muchos links rotos en tu web? ¿Duplicas contenidos? ¡Ten cuidado! Utiliza los consejos que te vamos a dar para evitar una penalización.

Por norma general, nos preocupamos más de crear mucho contenido para ganar ese posicionamiento pero, en demasiadas ocasiones, no nos preocupamos por las penalizaciones que podremos sufrir hasta que vemos como el tráfico orgánico cae repentinamente sin motivo aparente.

Una penalización de Google no solo te hace perder posicionamiento, también influencia y reputación.

Existen muchas acciones que pueden ser penalizadas, aunque las más importantes, no te preocupes, que te las vamos a contar.

¿Qué acciones no te perdonará Google?

Comprar muchos enlaces y espacios baratos. Esto tiene que quedar claro, si los enlaces no aportan calidad, nuevos puntos de vista y nuevas oportunidades, a Google no le sirven. Para que tus enlaces estén en portales bien consolidados y sean marcas referentes en el mercado, necesitas un nexo entre tu marca y tus clientes con contenidos y productos de calidad.

Los contenidos. Nada de cortar y pegar. El contenido es importantísimo y tiene que ser original, nuevo, de calidad y atractivo. Nadie discute que el contenido es el rey pero pregúntate esto, ¿responde a las necesidades de aquellos para los que se creó el contenido? Si la respuesta es sí, estarás consiguiendo situarte en las primeras posiciones de búsqueda y nunca sufrirás una penalización de Google.

contenidos calidad penalizacion de googlePublicación masiva de enlaces para SEO carentes de mensaje y calidad. Las estrategias de posicionamiento centradas en la creación de contenido carente de mensaje y calidad que sólo servía para albergar enlaces y que se publicaba de forma masiva, tampoco le gustan a Google. Un consejo, evita enlaces rotos en tu sitio Web.

Cuidado con las palabras clave. Si usas ciertos grupos de palabras clave, ¡Ten mucho cuidado y no mezcles conceptos! Si buscas posicionarte, cada vez más debes especializarte, apuesta por las palabras clave que mejor respondan al mensaje que buscas transmitir.

¡Hay que hacer las cosas bien, es más lento… pero más seguro!